Cuando la noche ha llegado, y la tierra está oscura, y la luna es la única luz que vemos. No, no tendré miedo, solo siempre y cuando tu estés junto a mi. Cariño quédate conmigo. Si el cielo que miramos se viene abajo y cae, y la montaña se derrumba al mar. No llorare, no, no voy a derramar ni una lágrima, solo siempre y cuando tu estés junto a mi. Cariño, cariño quédate conmigo. Cada vez que estás en problemas, no te quedaras conmigo? Ahora, quédate conmigo.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Duele decir basta cuando tienes la oportunidad de volver a sentir eso que te encanta, eso que te hace sentir bien, feliz, pleno, completo. Aunque sabes que durará poco el efecto, que tan solo será por un momento, que cuando todo termine tendrás que volver a empezar, olvidar todo desde cero, como si nunca antes hubiera terminado, abriendo nuevas heridas que solo esa misma sensación puede curar, no te importa, volverías a hacerlo sin dudarlo tan solo para volver a sentirlo aunque sea solo por ese pequeño momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario